FIESTA EN HONOR A LA GASTRONOMIA MEXICANA

Uno de los principales objetivos del Estado es promover el turismo  gastronómico en Jalisco; por ello, el presidente de la Cámara de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados del Estado de Jalisco (CANIRAC), Juan José Tamayo, lanzó ayer la invitación al público en general para ser partícipes del Festival de Sabores de Jalisco COME (Cocina Mexicana), a realizarse del 12 al 15 de febrero del 2015. En el convite también participaron el secretario de Turismo, Enrique Ramos, y Myriam Vachez, titular de cultura del Gobierno del Estado.

La fiesta gastronómica tendrá una duración de cuatro días, donde Guadalajara será la sede del primer encuentro culinario que busca rescatar la amplia oferta de sabores que hay no sólo de Jalisco, sino en todo México. COME, como se le llama a este encuentro gastronómico, tendrá como escenarios edificios emblemáticos y plazas públicas de la Zona Metropolitana. Entre ellos se encuentran el Instituto Cultural Cabañas, que será la sede premium, donde, aseveró Juan José Tamayo, “buscamos montar el mejor restaurante conceptual de México en esos días”. Este inmueble albergará múltiples actividades, entre ellas, una “Villa de los sabores”, donde se podrán degustar alimentos de alta calidad.

Así como el Cabañas, dos plazas públicas de Zapopan y Guadalajara serán también sedes de este festival; se trata de la Plaza de las Américas y la Plaza Tapatía, sitios donde se impartirán clases magistrales y muestras gastronómicas; también habrá acercamientos culturales que le permitirán a los asistentes conocer más sobre la cocina mexicana, especialmente la de Jalisco y Yucatán, estado invitado en esta primera edición. La entrada para estas actividades es libre.

Con Yucatán, explicó el presidente de CANIRAC, “buscamos hacer un hecho histórico. Queremos romper un Récord Guinness, elaborando 18 mil tacos de cochinita, para luego repartirlos gratuitamente a los asistentes”.

UN CAFE QUE AYUDA A CONCILIAR EL SUEÑO

Una empresa canadiense afincada en Vancouver presenta un café que ayuda a dormir, se llama Counting Sheep Coffee (Café Cuenta Ovejas) y se ofrece como alternativa a aquellos amantes del café que no toman la bebida por la noche porque les impide dormir. ‘Un buen café es la mejor manera de empezar el día y ahora también la mejor forma de acabarlo’, ese es el mensaje que lanza la nueva marca de café para captar la atención de los consumidores.

Claro, que quizá no es apropiado denominar café a este brebaje, en todo caso infusión, ya que se trata de una mezcla de raíz de valeriana orgánica, habitualmente utilizada como sedante, y café descafeinado mediante un proceso denominado Swiss Water, sistema con el que se extrae el 99’9% de la cafeína sin utilizar productos químicos, se utiliza la solubilidad (con agua) y la ósmosis para descafeinar los granos de café.

HORMONAS Y POLLO

El uso de hormonas en aves es ilegal y, para asegurar que no haya ningún resto de estas sustancias, existen distintos controles muy estrictos, tanto para evitar su presencia como de otros compuestos similares. Las hormonas, sustancias secretadas por las glándulas endocrinas, ejercen un efecto fisiológico en el organismo. Existe una gran diversidad, pero en el caso de las aves, la sospecha recae en la llamada somatotrofina, conocida como hormona del crecimiento. Su función es aumentar el desarrollo de los tejidos del organismo, del volumen de las células y de favorecer su reproducción. Pero está demostrado que las hormonas no son efectivas para el engorde de las aves, sino que actúan otros factores como la genética, la alimentación, la sanidad y el manejo de animales, como se explica en este artículo. 
 
La actual demanda de carne de pollo precisa una cría de aves rápida y eficaz y un engorde de los animales en poco tiempo para poder comercializar su carne de manera dinámica. Sin embargo, el veloz desarrollo de los pollos no responde a la inyección de hormonas de crecimiento, sino a unas mejoras genéticas, nutricionales y de control de enfermedades llevadas a cabo a lo largo de las últimas décadas.

Los expertos afirman que las hormonas no son efectivas en cuanto al crecimiento de las aves, no hay una relación directa entre administrar estas sustancias y el engorde del pollo, sino que influyen otros muchos factores. Además, la aplicación de hormonas en el pollo es muy dificultosa, ya que tienen que introducirse por vía intravenosa y de manera muy frecuente, con lo que resulta imposible llevarlo a cabo en un criadero de aves.