Ir al contenido principal

“ALEGRIA PARA LOS TRISTES, LLEVE ALEGRIA...”

ALEGRIA, TZOALLI, HUAUTLI, BLEDO, TZOALLITZOAL-TZOHUALLI-TZOUATL 
Amaranthus leucocarpus, A. Cruentus. 
Familia de las amarantáceas.

 
Los aztecas hacían las imágenes de sus dioses con pasta de tzoalli, “y pasada la fiesta, dividían entre sí las imágenes y comíanlas”. Los indígenas también comían la planta tierna a manera de verdura y hacían atole con los granos, así como la pasta llamada tzoalli, o bien unos tamalillos que denominaban huauquil tamalli, que se comían durante la ceremonia que ofrecían al dios del fuego, en el mes izcalli, que corresponde a enero. 
 


Esta planta se cultiva en diferentes localidades, pero el lugar tradicional es tulyehualco, cerca de Xochimilco, donde celebran cada año la “feria de la alegría”. A principios de mayo siembran la semilla en almácigos de lodo que preparan con tierra abonada y batida.

Con la ayuda de un popote, van haciendo agujeritos donde depositan las semillas para que no se escapen. El día de San Pedro y San Pablo, a fines de junio, sacan las plantitas en terrones, y las plantan en el cerro vecino. Con las lluvias se desarrollan y, en octubre, se cosechan. Las flores secas que llaman “moco” , por su semejanza con el moco del guajolote, contienen las semillas; para obtenerlas, ahí mismo en el campo, sacuden las flores sobre sábanas de amanta. Luego preparan el “ pan de alegría, fino y corriente”.

El pan fino se prepara así: un cuarto de kilo de semillas se limpian de basura en un arnero, y se medio tuestan en el comal. Se pone a la lumbre un cuarto de litro de miel de abeja y, cuando empieza a hervir, se retira del fuego y se le añaden las semillas, unas gotas de anís y tintura de color si se desea. 

Se pone de nuevo a la lumbre, moviendo para que no se pegue; cuando espesa se vacía en unos cajoncitos de madera forrados de oblea, que se colocan sobre polvo de almidón rociado. La pasta se extiende a 2 cm de espesor, aplanándola bien con un rodillo para que apriete y quede bien prensada. Enseguida se divide en tiras, con un cuchillo húmedo y después en panes, todo antes de que seque la pasta, pues de lo contrario se despedaza. En la época prehispánica también endulzaban las semillas de alegría con miel de hormiga mielera.

El pan de alegría corriente se hace con miel de piloncillo, las semillas se remojan durante seis horas, luego se ponen a secar y se tuestan en comal, hasta que dejen de tronar y tomen un color blanquecino. Se terminan como el pan anterior, pero en vez de ponerlo en cajas, se hacen bolas.

Esta golosina se elabora en tiempo de secas, pues con la humedad se desintegra. Antiguamente se vendía con este pregón “pan de alegría a cuartillita” y “Alegría para los tristes, lleve alegría...”

Fuente de información.-libro Presencia de la COMIDA PREHISPANICA (Fomento Cultural Banamex, A.C.)

Entradas populares de este blog

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…