Ir al contenido principal

ALIÑOS

Tanto para dar sabor a una ensalada de hojas, como a unas verduras cocidas o a un salpicón de marisco, la primera opción para aliñar es a menudo la salsa vinagreta, cuya composición básica se fundamenta en aceite, vinagre y sal. Ya sea por comodidad o por prisas, con frecuencia se olvida que hay una gran variedad de posibilidades gustativas de texturas y combinaciones divertidas para acompañar distintos platos.


Mejoras para los aliños

La salsa vinagreta puede mejorarse solo con añadir trozos de fruta o vegetales como el tomate
A partir de la salsa vinagreta se puede mejorar el aliño y la ensalada, solo con agregar a esta salsa unos pequeños trozos de fruta picada muy fina, como piña, manzana, fresas o melocotón. Estas aportaciones de fruta darán un toque muy refrescante a los platos. También se puede guarnecer con vegetales más típicos como el tomate, cebolleta fresca o pimientos, muy picados en pequeños trozos, casi diminutos.

La salsa mejora si, en lugar de crudos, los alimentos se añaden asados. Elaborar una vinagreta guarnecida con verduras asadas proporciona un sabor más pronunciado. También se puede "cortar" un poco la vinagreta con unas cucharadas de salsa mayonesa, que aportará más cremosidad y untuosidad al aliño. La mayonesa se puede sustituir por unas cucharadas de yogur natural, que logra un toque ácido. Cualquiera que sea la guarnición, se puede completar con elementos frutales o vegetales.


Líquidos o cremosos 
 
Los aliños también juegan con las texturas. Además de líquidos, las texturas pueden ser de "espuma-aire" o con zumos de tomate ya aliñados. Con la ayuda de una pequeña cucharada de lecitina de soja en polvo y de un batidor eléctrico a altas revoluciones, se puede recuperar la espuma (aire que se forma en la superficie y que gracias a la lecitina mantiene su textura) para decorar y aliñar un carpaccio de pepino con gambas o ensaladas de patata con elementos ahumados, como unas láminas de salmón. 


Fuente:
http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/en_la_cocina/trucos_y_secretos/2011/08/15/201993.php

Entradas populares de este blog

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…