Ir al contenido principal

BENEFICIOS DEL AJO

Los beneficios del ajo son conocidos desde hace muchos años, y es un alimento que se emplea no sólo en la cocina, proporcionando gusto a las comidas, pues sus usos se extienden a la medicina, siendo esta última en la que se aprovechan al máximo todos sus beneficios.
De hecho, el ajo es usado como un medicamento natural mucho antes de ser usado como condimento.

Estudios modernos han comprobado las propiedades y beneficios del ajo para la salud en multitud de trastornos. Y es que el ajo contiene sustancias que son empleadas en la producción de medicamentos convencionales.

El ajo contiene fructosanas, aceite esencial, pequeñas cantidades de vitaminas A, B1, B2, B6 y C, adenosina, hierro, sílice, azufre, yodo, fósforo y potasio.

Beneficios del Ajo para la Salud

El ajo es un alimento usado desde hace miles de años por la medicina natural debido a sus maravillosas propiedades medicinales. Cuando hablábamos de las propiedades de los alimentos según su color, ya habíamos conocido algunos de sus beneficios. Entre los principales beneficios del ajo para la salud se encuentran:
  1. Mejora el sistema inmunológico del organismo, incrementando las defensas del organismo, y mejorando así nuestra respuesta a virus y bacterias.
  2. Aumenta la energía y la vitalidad mejorando enormemente la calidad de vida.
  3. Es anticoagulante, vasodilatador y depurador. Mejora la circulación sanguínea dilatando los vasos, aumentando el flujo sanguíneo y protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad. Todo esto ayuda a combatir la hipertensión.
  4. Es un estupendo antiséptico. Su acción antiséptica y expectorante ayudan a evitar la bronquitis y a la cura del asma y las alergias, por lo que protege el sistema respiratorio.
  5. Tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antimicóticos. Actúa como Antibiótico y antimicrobiano sobre hongos y bacterias. Su poder bactericida en el conducto intestinal es selectivo por lo que a diferencia de los antibióticos sintéticos, regula la flora intestinal y no la destruye, ya que sólo actúa sobre las bacterias patógenas.
  6. Es antiinflamatorio.
  7. Ayuda en la hipertensión protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol. Reduce el nivel de colesterol “malo” y aumenta el nivel de colesterol “bueno”.
  8. Incrementa la fluidez de la sangre, impidiendo la formación de coágulos, por lo que se recomienda para personas que han sufrido embolias o trombosis.
  9. Ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, combatiendo el estrés y la depresión.
  10. Posee propiedades antioxidantes.
  11. Es Desintoxicánte. Ayuda a depurar las sustancias tóxicas del organismo.
  12. Ayuda a incrementar el nivel de insulina, reduciendo así los niveles de azúcar en la sangre.
  13. Protege el sistema digestivo. Por su acción antidiarréica, digestiva y como ayuda en la eliminación de toxinas en el cuerpo.
  14. Reduce el riesgo de padecer cáncer de esófago y de estomago.

Maximizando los Beneficios del Ajo

Un refrán dice “Ajo cocido, ajo perdido” y es completamente cierto. La mejor forma de obtener los beneficios del ajo y aprovechar todas sus propiedades medicinales es mediante su consumo en forma cruda.

Puedes consumirlo entero, tal como si fuera una pastilla, de preferencia en ayunas. Picado muy finamente o machacado en ensaladas. Existen otras formas en las que podemos emplear el ajo y obtener todos sus beneficios, sin embargo, lo importante es saber que mientras más cocido esté menos propiedades medicinales conservará.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …