Ir al contenido principal

EL AJO Y LA SALUD

El ajo es un ingrediente muy utilizado en la cocina, pero también ha sido y es una planta habitual en la medicina naturista y en la farmacología, es un alimento muy eficaz como antibiótico para combatir diferentes tipos de virus, hongos y bacterias, de hecho, se han realizado numerosos estudios que muestran sus grandes virtudes medicinales. Hay que añadir otra propiedad más de la que se tenía constancia a través de estudios in vitro, pero ahora se ha evaluado en un estudio epidemiológico en humanos. Según una investigación desarrollada por expertos del Centro Provincial de Jiangsu para el Control y Prevención de Enfermedades, el ajo reduce el riesgo de cáncer de pulmón hasta en un 30% incluso en personas fumadoras.

Los investigadores consideran que el ajo puede servir como agente quimiopreventivo contra el cáncer de pulmón, para ello es necesario consumir como mínimo dos veces por semana ajo crudo. Teniendo en cuenta el alto volumen de muertes por cáncer de pulmón asociadas al tabaco, los expertos indican que comer ajo sería una forma de reducir los índices de mortalidad, aunque lo más adecuado sería desechar el hábito de fumar. El estudio se desarrolló en China y en él participaron 1.424 personas que padecían cáncer de pulmón, también participaron como grupo de control 4.543 personas sanas. Ambos grupos participaron en unas encuestas que tenían como objetivo conocer el estilo de vida y la dieta que mantenía cada participante, sobre todo centraron su atención en dos parámetros, la ingesta de ajo y el hábito de fumar.
Los datos obtenidos tras descartar otros factores que podían influir y distorsionar los resultados, muestran un patrón de asociación protectora entre la ingesta de ajo crudo y el cáncer de pulmón, patrón en el que se incrementa el efecto preventivo con la mayor ingesta de ajo. Los investigadores apuntan que algunos compuestos químicos, como el dialilsulfuro, actúan neutralizando los agentes cancerígenos, como hemos indicado al principio esta conclusión ya se había obtenido a través de las pruebas in vitro y en animales, pero faltaba desarrollar un estudio epidemiológico en seres humanos. El dialilsulfuro es un elemento químico especialmente activo en el ajo crudo, de ahí que la investigación se centrará sobre todo en la ingesta de ajo crudo.

Sin embargo, y según leemos aquí, los investigadores no restan beneficios a otras formas de consumir ajo, sea en polvo, cocinado, en concentrados, en aceite, etc. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que las personas adultas tomen al menos un diente de ajo por día, al respecto los investigadores sugieren que sería recomendable tener en cuenta la recomendación, independientemente de sufrir o tener riesgos de padecer cáncer de pulmón, dados todos los beneficios que ofrece para la salud. Los expertos indican que es necesario profundizar más en los efectos preventivos que ofrece el ajo, por lo que es fácil deducir que se pondrán en marcha nuevas investigaciones para determinar la relación entre los compuestos químicos de los ajos y los beneficios preventivos que proporcionan al organismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HUERTO VERTICAL

Un huerto urbano comprende desde un cultivo en un suelo amplio pero alejado del campo, en la ciudad, hasta un pequeño cultivo en una vivienda, en la terraza, el balcón o la ventana. Son muchos los beneficios que proporciona la ocupación de las personas en los cuidados de un huerto urbano, entre otras cosas, repercute en el aspecto educativo, en el bienestar y en los hábitos nutricionales, claro, siempre dependiendo del tipo de huerto urbano del que se disponga y la atención que se le preste.
Lo cierto es que muchas personas estarían encantadas de disponer de un pequeño terreno para el cultivo de algunos vegetales, sobre todo se despierta ese interés en primavera, cuando hay una gran variedad de posibilidades de sembrar y recolectar el fruto del trabajo en periodos cortos, disfrutando de lo más fresco en nuestra mesa. Pero siendo realistas, la mayoría de personas se encuentran que del único espacio del que disponen en su hogar es de una pequeña terraza o balcón en el que …

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …