Ir al contenido principal

POCKET PIE

Hoy no tenemos un término de la clásica francesa para ampliar nuestro diccionario gastronómico, sino a un término muy actual de la cocina británica y sin mucha historia que desvelar. Aunque seguro que, como en todo, hay una historia detrás de la creación y evolución de los pocket pies.

Lo malo es que no encontramos referencia alguna, no obstante, vamos a conocer qué es un pocket pie. Se traduce como pastel de bolsillo, lo que puede llevaros a recordar lo que conocemos como pastel de viaje, pero no tienen relación alguna.

Como todo lo que hace alusión a lo que significa ‘de bolsillo’, se refiere a que es algo de pequeño tamaño, y no por ello que haya sido creado para llevarlo en el bolsillo. Aunque quizá en sus inicios, algunos objetos definidos así sí estaban pensados para llevarlos en el bolsillo, si nos miramos algunos libros pequeños… no hay bolsillo en el que quepan. Del mismo modo, llevar un pastel en el bolsillo tampoco es una buena idea.

Aún sería más fácil guardar un pastel de viaje que un pocket pie, pues el denominado ‘pastel de bolsillo’ tiene algunas características que lo hacen casi inviable si queremos mantener esta elaboración culinaria en buen estado.

Un Pocket pie es un pastel de pequeño tamaño, un pastel individual relleno. No se elabora con una masa de bizcocho, sino con una masa del estilo de la masa brisa, quebrada o similar, y se suelen rellenar con compotas o mermeladas de frutas. Podríamos decir que son como unas empanadillas, aunque principalmente se hacen dulces, también se hacen pasteles de bolsillo salados.

Para hacer llamativos y originales Pocket pies no es necesario disponer de ningún utensilio en especial, si habéis hecho empanadillas de forma tradicional (cerrándolas con los dientes de un tenedor), sabéis hacer pasteles de bolsillo, tanto si les dais formas de media luna, como si queréis cortar la masa en rectángulos. Se coloca la base, a continuación el relleno, seguidamente se cubre con otra placa de masa y finalmente se sella. Se puede pintar con huevo, espolvorear con azúcar…

De todas formas, como sucede muchas veces, hay oferta para generar demanda, y en el mercado hay moldes especiales para hacer estos pequeños pasteles rellenos. Sirve el mismo molde de las empanadillas, pero con el mismo sistema, hay moldes para hacer pasteles con otras formas, rectangulares, redondos, con forma de manzana, con un enrejado, etc.

No cabe duda de que se pueden elaborar deliciosos pasteles de bolsillo, cualquier buen relleno cubierto por una buena masa nos dará como resultado un bocado crujiente y a su vez jugoso. Los postres o pasteles en formato individual cada vez son más habituales, además en el caso de los Pocket pies, son tan cómodos de comer… es un pastel para comer con las manos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

LA GASTRONOMIA EN LA REVOLUCION MEXICANA

Los cambios en la sociedad repercuten frecuentemente en el arte gastronómico. Desde luego, los grandes cambios sociales y políticos, como es el caso de la Revolución Mexicana, no sólo cambian la manera de concebir la organización social, pueden cambiar cambiar también algunos conceptos culinarios o rescatarlos.
La Revolución mexicana, definitivamente cambió el rostro de nuestro país. Cien años después de que se obtuviera la independencia de España, la mayoría del pueblo seguía en extrema pobreza y sus condiciones eran de lo más difíciles. A esto se le sumaba el ambiente rígido y represivo del gobierno de Porfirio Díaz, que llevaba ya treinta años en el poder.
Es cierto, sin embargo, que la administración de dicho general trajo en gran medida avances tecnológicos y progresos de la modernidad a México, pero lamentablemente, tales avances sólo beneficiaban a una minoría de personas acomodadas.
Todas estas causas determinaron que al cumplirse el primer centenario de vida independ…