Ir al contenido principal

CAMIONES GOURMET

El mundo del gourmet no tiene límites. Lo sibarita y exclusivo cada vez alcanza lo más común llegando a mezclarse y creando cosas que antes ni nos imaginábamos. En Nueva York, la ciudad de los rascacioles y la reina de la comida rápida, es donde se ha comenzado a realizar esta fusión gastronómica. Se acabó la comida basura barata, damos paso a la buena gastronomía express...

El origen de estos camiones surgió por culpa de los altos alquileres que hacían que no todos los chefs pudieran costearse abrir un restaurante. A raíz de aquí comenzaron a surgir los primeros camiones, una competencia para el resto de camiones que ofrecen fast food y para los grandes restaurantes cuya carta ofrece el mismo tipo de comida.
 
Después de este "boom" han sido muchos grandes chefs los que se han unido a la moda de sacar la comida más delicatessen a la calle. ¿Te imaginas a Adriá o a Berasategui con un camión en una calle de Madrid y disfrutar de un shabu-shabu de hígado de rape con linquat de sésamo en vez de un perrito caliente común? En La Gran Manzana es posible. 
 
A pesar de la gran oferta gastronómica que ofrecen muchas grandes ciudades, a veces el tiempo es escaso, sobre todo en las oficinas donde el horario de comidas suele ir de la media hora a la hora como máximo. Por esto mismo, el camión gourmet es la solución. O incluso si vas por la calle y no tienes demasiado tiempo para sentarte a comer y pasas de la típica hamburguesa, puedes optar por algo más sano y de calidad. 
 
En Nueva York la oferta de este tipo de sitios es muy amplia. Puedes encontrar hamburguesas con polvos de oro por 600?, tacones coreanos para estómagos más sibaritas de Korilla BBQ, o incluso helados tradicionales que parecen haber sido traídos de la misma Italia. Uno de los camiones más conocidos es el que se encuentra en la calle Clinton Street, en el Lower East Side. The Dessert Truck ofrece algunos de los mejores postres a pie de calle, auténticas delicias gourmet a un precio de cinco dólares. Es propìedad de Jerome Chang, que dejó su puesto de maestro pastelero en Le Cirque para embarcarse en esta aventura.
 
En Nueva York también podemos encontrar otros "food trucks" interesantes como Red Hook Lobster Pound, donde se sirve el lobster roll o bocadillo de langosta que se puede comer por 16 dólares. Go Burger es otro de los que merece la pena apuntar. Abierto por el chef Rodelio Aglibot, es quien se encarga de las hamburguesas gourmet BLT, y gracias a él se puede disfrutar de una de las mejores hamburguesas neoyorquinas por apena 8 dólares. Una delicia gourmet a un precio absolutamente asequible. 
 
Pero no solo en la costa este de Estados Unidos podemos encontrar esto, ya que a Los Ángeles ha llegado también esta moda. En Estados Unidos la forma de avisar de la situación de estos camiones es por las redes sociales, por lo que hay que estar atento para ver donde se encontrará. En Los Ángeles triunfa The Green Truck, un camión con comida eco-friendly.
 
Será por la falta de originalidad, por la escasez de tiempo que tenemos para comer, por la crisis económica... Pero cada vez se buscan soluciones a los problemas que tenemos día a día. Los camiones gourmet son una buena solución para comer sano y de calidad sin tenernos que sentar en un restaurante y perder un tiempo, que a veces, no tenemos. ¿Verdad que ahora quieres que llegue siempre la hora de la comida...?

Comentarios

Entradas populares de este blog

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …