Ir al contenido principal

MITOS Y VERDADES SOBRE EL CAFE

¿Cómo empezar una mañana sin el impulso energético y mental de una taza de café? Para muchos, es un hábito inevitable que, incluso, se repite durante la jornada. Sin embargo, poco sabemos sobre los peligros de consumir esta bebida en exceso, y menos aún sobre los beneficios de consumirla en cantidades adecuadas.


Muchos consumidores de café consideran su ingesta como un remedio para el agotamiento o como una inyección de energía, debido su contenido de cafeína. Esta suposición es correcta, pero lo que se debe considerar es que esta resulta especialmente efectiva en individuos no acostumbrados a ella, y que produce un incremento del ritmo metabólico y respiratorio, además de que mejora el rendimiento y la resistencia durante una actividad prolongada, tanto intelectual como deportiva.


Por otro lado, se habla de sus efectos en la prevención del Alzheimer y otras enfermedades seniles. Los estudios sobre este tema no son muy concluyentes, pero lo que sí se ha comprobado es que consumir 200 miligramos de cafeína (dos tazas de café expreso) puede estimular la memoria a largo plazo.


Sus propiedades sobre condiciones mentales como la depresión también han sido corroboradas, especialmente en la población femenina. Se estima que las mujeres que beben cuatro o más tazas al día tienen un 20% menos de probabilidad de sufrir este tipo de trastorno.

 
LA OTRA CARA
 
Sobre sus efectos negativos se ha dicho mucho, pero al parecer no hay pruebas irrefutables. Mientras que algunos estudios afirman que los menores de 55 años que ingieren más de cuatro tazas de café al día tienen un 21% más posibilidades de morir por un fallo cardíaco, otras investigaciones relacionan la ingesta de tres tazas al día con la disminución del riesgo de sufrir un infarto.


Pero hay una consecuencia irrefutable de la que debemos estar prevenidos: la adicción a la cafeína. Las personas acostumbradas a tomar entre cuatro y seis tazas diarias pueden llegar a padecer un síndrome de abstinencia similar al de otras drogas si no cumplen con su consumo habitual. Sin embargo, se ha señalado que, a diferencia de la producida por el tabaco o el alcohol, la adicción a esta sustancia no es grave ni permanente. Así que evalúa sus pros y contras y decide con información.



Aquí algunos tips brindados por Karin Serván, Licenciada y Magíster en Nutrición:

  • Estudios recientes dan cuenta de que el consumo de café se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2, daño hepático y enfermedades neurodegenerativas, probablemente debido a su contenido de antioxidantes.
  • Su aporte nutricional es pobre, pero tiene componentes antioxidantes como los ácidos fenólicos, principalmente el ácido clorogénico.
  • No hay estudios que lo demuestren, pero se sabe que la cafeína reduce el cansancio, incrementa el estado de alerta y es un estimulante del sistema nervioso central. No obstante, estos efectos dependen de las características propias de cada persona, pues hay quienes son sensibles a la cafeína. El efecto negativo sí tiene que ver con la frecuencia y concentración de esta sustancia.
  • Tampoco hay estudios que demuestren que las concentraciones moderadas y bajas de café produzcan gastritis. Por lo general, esta condición tiene mayor relación con los malos hábitos de alimentación y el horario de consumo de los alimentos.
  • Estudios realizados en personas diagnosticadas con cirrosis hepática concluyen que el café contendría algún componente protector del hígado frente al desarrollo de la cirrosis.
  • Mi recomendación es consumir entre 3 a 4 tazas de café instantáneo o 3 tazas de café pasado.
  • En definitiva, consume café moderadamente, lleva una dieta adecuada con alimentos variados y realiza actividad física.

Entradas populares de este blog

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …