Ir al contenido principal

SACAR EL MEJOR RENDIMIENTO A LOS LIMONES

Cuando hablamos de limones, limas y otros cítricos que utilizamos para cocinar o aderezar nuestros platos, normalmente suele interesar cómo conservarlos y cómo aprovecharlos al máximo. El consumo de cítricos varía mucho dependiendo de las costumbres y gustos de cada familia, pero es bastante habitual que se tengan limones como ‘fondo de despensa’, pues pueden hacer falta en cualquier momento, tanto unas gotas de su zumo que pueden ser muy apreciadas para mejorar el sabor de un plato, como su piel rallada para aromatizar un goloso bizcocho.

Por lo tanto, algunas de las cosas que interesa saber sobre estas frutas tienen relación con su conservación y aprovechamiento, por ello, hemos pensado en reunir algunos consejos para sacar rendimiento a los limones, a las limas o a cualquier cítrico que utilicemos habitual u ocasionalmente.
En primer lugar es interesante saber Cómo conservar limones frescos más tiempo (ya sabéis, aplicable también a las limas y a otros cítricos). Pulsando sobre el enlace del título del post accederéis a la explicación completa, en resumen, si están guardados en una bolsa con cierre o en un recipiente que aísle la fruta y éstos en el cajón del frigorífico, pueden mantenerse frescos hasta cuatro semanas.

Es inevitable que en alguna ocasión los limones o las limas se sequen, pero no por ello tenemos que tirarlos, recordad que compartimos un truco de cocina para aprovechar limones secos, ¿cómo?, pues el primer ejemplo y el más simple es rallando su piel. Aunque esté seca la podemos utilizar para aromatizar distintas elaboraciones culinarias, desde un bizcocho hasta una mezcla de especias, o para elaborar sal o azúcar aromatizados, pues las glándulas de la piel de los cítricos secos continúan conteniendo aceite aromático.

Hablando de la piel de los cítricos, también nos parece interesante recordar Cómo congelar la piel de los cítricos, sobre todo de los que no se encuentran todo el año. Aunque haya naranjas en nuestro mercado incluso en agosto, éstas no son de nuestros cultivos, la fruta no es de temporada y quizá no nos interese comprarla.

Otro de los principales intereses es saber cómo sacar más zumo a los cítricos, y para ello hay distintos trucos. De algunos de ellos os hemos hablado, suelen ser trucos muy populares introducirlos unos 30 segundos en el microondas, sobre todo si se guardan en el frigorífico, hacer rodar la fruta sobre la encimera presionándola ligeramente para romper sus vesículas, cortar el cítrico en vertical en lugar de en horizontal, que es lo más habitual, y utilizar un buen exprimidor, el que a cada uno le resulte más práctico.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…