Ir al contenido principal

EL MEJOR LIBRO DEL MUNDO SE HIZO EN PALENQUE

Cocineros de Palenque que no sabían escribir ganaron el Gourmand World Cookbook Awards 2014.

El libro ‘Cocina palenquera para el mundo’ (‘Kumina ri Palenge pa tó paraje’) se impuso entre los otros nueve finalistas y ganó este martes, 20 de mayo, el Gourmand World Cookbook Awards 2014, uno de los galardones de libros gastronómicos más importantes del mundo, que se anunció en Beijing (China).

Según informó la Fundación Transformemos, quien estuvo detrás de este proyecto educativo y gastronómico, la obra colombiana fue seleccionada de un total de 15 mil libros de 184 países, de Europa, Asia - Pacífico, América Latina, África, Estados Unidos y Canadá.

"Este es el mundial de los libros de cocina, la dimensión es enorme. Competimos contra una enciclopedia de Harvard, entre otros, y ganamos" señaló Rodolfo Ardila, Director de Desarrollo Social de la entidad, quien también fue el editor de la obra.

La obra, publicada el año pasado con traducciones al inglés y al francés es una iniciativa del proyecto Son Rí Tambo, de la fundación colombiana, como parte de un plan educativo que se adelantó en San Basilio de Palenque.

“Un día Palenque nos puso a nosotros en el mapa del mundo del boxeo cuando un negro que nadie conocía, llamado Pambelé, nos regaló la primera corona mundial. Hoy no es un hombre, es todo un pueblo que está colocando su cocina al nivel más alto del mundo y eso debe ser un orgullo para Colombia”, le dijo a EL TIEMPO, hace pocas semanas Ardila, cuando recibió la noticia de que el libro había sido seleccionado entre los diez finalistas.

En el libro participaron 38 palenqueros que no sabían leer ni escribir, y que no son cocineros ni chef profesionales, que luego de un proceso de alfabetización en español y en palenque propusieron las recetas y quisieron que el libro llevara en su título la frase “para el mundo”.

“Esto demuestra claramente, la importancia que tiene para un país como Colombia y una cultura como la palenquera, que se le dé educación de calidad y formal, a los jóvenes y adultos”, agrega Ardila, al explicar que este proyecto, tuvo en una primera fase una etapa de dos años de capacitación, con un ‘software’ bilingüe (español-palenque), que permitió que 550 palenqueros aprendieran a leer y a escribir en las dos lenguas y que hoy muchos ya estén cursando séptimo grado.

La obra se complementa con un disco compacto con 18 canciones de la agrupación Sexteto Tabalá y Son Palenque, que hacen alusión a las tradiciones gastronómicas de esa región del departamento de Bolívar.

Sobre el componente musical, Ardila destaca que no podía dejarse de lado, pues se trata de una idea de inclusión que abraca la totalidad de la cultura palenquera, que “así como hablan palenquero y cantan, también cocinan. Es algo que está en sus genes. No puedes hacer una reunión con palenqueros en los que haya comida y no haya música, pues alguien agarra un tambor y comienza a cantar”.

Además, agrega que así como la lengua, las tradiciones gastronómicas era otro de los componentes de la cultura de ese pueblo que se estaba extinguiendo “porque se trasmitía por tradición oral porque no quedaba nada escrito. Ya hay platos, por ejemplo, que nadie recuerda cómo se hacían”.

De allí la idea de que la gente se sentara a escribir sus recetas, que están en el libro, que además se regaló en Palenque el pasado 23 de abril, a cada uno de los 500 estudiantes que se capacitaron. “Queríasmos que los lleven a sus casas, porque la idea es que lo lean también”, comenta Ardila.

Ardila le contó a este diario que los organizadores del evento estaban gratamente sorprendidos de que se trate de la cultura de un pueblo que logró su libertad hace 400 años, que ha llegado hasta el siglo XXI, y cuyos autores no son chef profesionales. Por eso, además escogieron Son Palenque, para que fuera el espectáculo musical central de la ceremonia de premiación.

Junto con ellos, Transformemos llevó una representación de los profesores y estudiantes que hicieron el libro.

Las otras nueve publicaciones escogidas por el jurado del ‘Best Cookbook of the Year’ fueron:
  • ‘Elementos, Sensaciones y Sabores’, de Néstor Fabián Reggiani (Argentina)
  • ‘Love Italy’, de Guy Grossi (Australia)
  • ‘Cardápios do Brasil’, de Ana Luiza Trajano (Brasil)
  • ‘Toque, Creator of a New Quebec Gastronomy’, de Normand Laprise (Canadá)
  • ‘Da Dong Artistic Conception of Chinese Cuisine’, de The Four Seasons (China)
  • ‘Chapter One’, de Rosss Lewis (Irlanda)
  • ‘Chefs del Mar’, de Ángel León (España)
  • ‘Issaya Siamese Club’ (Tailandia)
  • ‘The Oxford Encyclopedia of Food and Drink in America’ (Estados Unidos)
Para el desarrollo del libro, Ardila contó con el apoyo de lingüistas palenqueros, la institución educativa Benkos Biohó y la Gobernación de Bolívar, dentro del programa para la inclusión de los palenqueros en la cultura escrita.

Transformemos es una fundación colombiana para el desarrollo social, que recibió el premio Confucio de la Unesco, uno de los galardones en el campo educativo más prestigioso.

El libro tiene un valor de $ 60.000 pesos y se puede conseguir en las sedes de la Librería Nacional o directamente con la Fundación Transformemos (www.transformemos.com).

Entradas populares de este blog

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…