Ir al contenido principal

PASTEURIZACION DE HUEVOS

Llegan las temperaturas cálidas y con ellas la necesidad de extremar las precauciones en la manipulación de alimentos. Cobra especial importancia la prevención de Salmonella en huevos, un patógeno muy habitual durante los meses de más calor. En particular, S. enteritidis se relaciona con el consumo de huevos crudos o poco cocidos, que afecta de forma especial a niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas con un sistema inmunológico débil. Cocinar bien los huevos y la carne de pollo previene la salmonelosis, así como la pasteurización en el ámbito industrial. En EE.UU., uno de los métodos que se utilizan para este proceso es la inmersión del huevo en agua caliente. Un grupo de expertos del Servicio de Investigación Agrícola estadounidense (ARS) ha ideado ahora un nuevo sistema que consiste en el uso de radiofrecuencia sin necesidad de romper la cáscara.

Pasteurización por radiofrecuencia

Según los expertos del ARS, el sistema de inmersión de los huevos con cáscara durante una hora en agua caliente puede modificar ciertas cualidades de este alimento. Por este motivo, y con el fin de mejorar el método, han propuesto una nueva manera más rápida de pasteurizar huevos crudos, sin que ello altere su sabor, textura o color. Tras haber inoculado la bacteria a través de la cáscara, los expertos aseguran que calentarlos con ondas de radiofrecuencia, seguido de un "breve baño de agua caliente", tiene capacidad para matar los microorganismos dañinos sin que se ponga en riesgo la calidad del producto.

La aplicación de ondas de radiofrecuencia en huevos con cáscara elimina microorganismos patógenos

El sistema consiste en colocar dos electrodos alrededor del huevo, cada uno de ellos envía ondas mientras este va girando lentamente y se va enfriando con agua. Una de las particularidades de este nuevo método, según sus responsables, es que "el huevo se calienta de dentro hacia fuera", lo que favorece que la yema, que según los expertos es más tolerante al calor, reciba más temperatura. El baño de agua caliente posterior "ayuda a retener el calor de la yema y completa la pasteurización". En total, el proceso dura "unos 20 minutos" y es un "99,9% efectivo contra Salmonella, aseguran los expertos, quienes admiten también que la tecnología aún está en fase de pruebas y que calculan que el proceso podría empezar a aplicarse en el plazo de un año.

La pasteurización consiste en aplicar a los alimentos una temperatura inferior a los 100 ºC durante unos minutos para destruir microorganismos patógenos. Este proceso debe ir acompañado de otros sistemas de conservación, en particular de la refrigeración, para frenar el desarrollo de gérmenes que pueda haber.

Evitar salmonelosis por consumo de huevo en casa

  • Los huevos no deben lavarse antes de almacenar. Poseen una cáscara porosa por la que podrían introducirse posibles gérmenes en el interior. Pueden lavarse antes de su preparación.
  • Deben guardarse a temperaturas de refrigeración. Debe tenerse en cuenta que patógenos como Salmonella se multiplican de forma rápida a temperatura ambiente.
  • Mantener una rigurosa higiene de todos los utensilios que se utilizan para manipular los huevos.
  • Usar solo los huevos con una cáscara intacta y deshacerse de los que tengan golpes, olores o sabores extraños.
  • Someter los huevos a temperaturas de unos 75 ºC garantiza la eliminación de posibles patógenos.
Tener especial cuidado con la preparación de salsas como mayonesa, como prepararlas justo en el momento de su consumo.


Fuente: http://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/ciencia-y-tecnologia/2014/05/14/219876.php

Entradas populares de este blog

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …