Ir al contenido principal

TE VERDE

El té verde (chino tradicional: 綠茶, chino simplificado: 绿茶, pinyin: Lǜ chá) es un tipo de té Camellia sinensis que ha tenido una mínima oxidación durante su procesado. El té verde no es fermentado, a diferencia del té negro, ya que las hojas se recogen frescas y después de someterse a la torrefacción, se prensan, enrollan, trituran y se secan. El té verde supone entre una cuarta y una quinta parte del total de té producido mundialmente. Los principales países productores de té verde son China, Japón y Vietnam. Se ha hecho más popular en Occidente, que tradicionalmente toma té negro.

Historia del té en Asia

Los chinos son los primeros en descubrir el té, y en China se encuentran la mayoría de variedades de té. El té ha sido utilizado como bebida medicinal para promover la salud en mente y cuerpo durante cinco milenios. La más remota referencia al té como una ayuda de la salud es de 2737 a. C. El té era una costosa bebida en la antigua China. Su uso fue limitado a los segmentos opulentos de la población. Solamente en la dinastía Ming después de la caída del imperio mongol, la toma de té se extendió a la plebe. Cuando China fue la potencia naval del mundo (1405-1433), el té estuvo entre las provisiones indispensables de los marineros. La cantidad de vitamina C en la bebida de té consumida por los navegantes en ese tiempo era suficiente para prevenir el escorbuto, el cual mataría a muchos marinos europeos más de 200 años después.

Tés verdes chinos

Provincia de Zhejiang

Esta provincia de Zhejiang es la casa del más famoso de todos los tés Xi Hu Longjing, como también de otros tés de alta calidad. Longjing: es el más conocido de los tés famosos chinos, de Hangzhou, su traducción al español es Pozo del Dragón. La falsificación del Longjing es muy común y mucho del té en el mercado es en realidad producido en la Provincia de Sichuan, por lo que no es auténtico Longjing.
Té Hui Ming
así nombrado en consonancia del Templo en Zhejiang.
Té Long Ding
un té de la ciudad de Kaihua conocido como el Dragon Mountain.
Té Hua Ding
un té de la ciudad de Tiantai nombrado así por un pico de las montañas del Tiantai.
Té Qing Ding
un té de Tian Mu, también conocido como Green Top.
Té pólvora
un té popular, también conocido por zhuchá. Es originario de Zhejiang pero ahora crece en todo China.

Provincia de Hubei

Té Yu Lu
un té vaporoso conocido por Gyokuro (Lágrima de Jade) hecho para el estilo de la cocina japonesa

Provincia de Henan

Té Mao Jian o Xin Yang Mao Jian
un té famoso chino, conocido como Green Tip.

Provincia de Jiangsu

Té Bi Luo Chun
un té famoso chino, conocido como Green Snail Spring de Dong Ting. Así como con la falsificación del "Longjing", es común y mucho del té de mercado con el nombre "Bi Luo Chun" sea hecho en Sichuan.
Té Rain Flower o "té flor de la lluvia"
un té de Nankín.

Provincia de Jiangxi

Té Chun Mee
originalmente un té de Jiangxi, luego creció en muchos lugares.
Té Gou Gu Nao
un conocido té en China y depósito de numerosos premios nacionales.
Té Yun Wu
té conocido como Cloud and Mist.

Provincia de Anhui

La región de Anhui es hogar de tres famosos tés chino.
Té Da Fang
té de Mount Huangshan,conocido como Big Square
Té Huangshan Mao Feng
un famoso té chino de Mount Huangshan.
Té Lu An Guapian: un famoso té chino, conocido como Melon Seed.
Té Hou Kui
famoso té chino, conocido como Monkey tea.
Té Tun Lu: té del Distrito Tunxi.
Té Huo Qing
té de Jing County (Anhui), conocido como Fire Green.
Té Hyson
un té de mediocre calidad de muchas provincias (de cosecha temprana).

Tés verdes japoneses

El té verde (ryokucha) es tan ubicuo en Japón que es más común como "té" (ocha) y aún como "té japonés" (nihoncha).
Los tipos de té se gradúan por su calidad y por las partes de la planta usada. Hay grandes variaciones en precio y en calidad dentro de las categorías, y hay muchas especialidades en té verde que caen fuera de este espectro. Los mejores tés verdes de Japón son de Yame en la prefectura de Fukuoka y de Uji, región de Kioto.
玉露 Gyokuro, (rocío de jade)
Seleccionados de un grado de té verde conocido como tencha (天茶), el nombre Gyokuro refiere al tono verde pálido de la infusión. Las hojas crecen a la sombra antes de la cosecha, consiguiendo un cambio en su aroma y sabor.
抹茶 Matcha (té molido)
un té verde en polvo de alta calidad usado en la ceremonia del té japonesa. Matcha es también un popular té verde para helados y otras delicatesens en Japón.
Té Sencha (té tostado)
té verde común japonés. Hecho de hojas expuestas directamente al sol.
玄米茶 Genmaicha (té popcorn)
mezcla de bancha y genmai (grano de arroz tostado).
Té Kabusecha (té cubierto)
kabusecha es té sencha donde las hojas crecieron en la sombra antes de cosechar, pero no tanto como con el Gyokuru. Tiene un sabor más delicado que Sencha.
Té Bancha (té común)
té Sencha de 2ª época de cosecha con el té rebrotado entre el verano y el otoño. Las hojas son más largas que el Sencha y el sabor menos lleno.
焙じ茶 Té Hojicha (Hōjicha) (té totalmente tostado)
un té verde tostado completamente.
Té Kukicha (té de tallos)
té hecho con tronquitos de cosechar un tallito con tres hojas.
玉緑茶 Té Tamaryokucha (bola de té verde)
es un té verde frito en sartén o al vapor.

Otros tés verdes

  • Té de Ceilán o té verde de Ceilán
  • Té verde de Darjeeling o té de Darjeeling
  • Té verde de Vietnam o té de Vietnam
  • Té de Assam o té verde de Assam

Preparación culinaria

Tradicionalmente, los tes verdes se preparan con agua por debajo del punto de ebullición (de 80 a 90 °C). El tiempo de infusion es de 45 segundos a 1 minuto, a mayor tiempo de infusion el té verde se amarga y la infusion se torna amarilla. Si se desea con mayor sabor, agregar mas té, no tiempo.

Efectos en la salud

Sus beneficios medicinales han sido descritos hace más de un milenio. El Kissa Yojoki, o Libro del Té, escrito por el prior Zen Eisai en 1191, describe cómo la bebida de té verde da efecto positivo en los cinco órganos vitales, especialmente el corazón. El libro discute sobre las cualidades medicinales del té verde incluyendo el disipado de los efectos nocivos del alcohol, actuando como estimulante, curando enfermedades de piel, apagando la sed, eliminando indigestiones, curando beriberi, previniendo la fatiga, mejorando las funciones urinarias y del cerebro. También en la Parte Uno explica las formas de las plantas de té, sus flores y sus hojas, cubre cómo crecen las plantas y los procesos de sus hojas. En la Parte Dos, el libro discute dosis específicas y métodos requeridos para enfermedades individuales.
El té verde contiene importantes cantidades de L-teanina, una sustancia nootrópica y adaptogénica que potencia la actividad cognitiva, induciendo la neurogénesis, y mejorando procesos cognitivos tales como memoria, atención, concentración y aprendizaje. El té verde reduciría el estrés y estimularía la producción de ondas alfa. Se piensa que es debido al alto contenido en antioxidantes y la presencia de L-teanina, un análogo de glutamato presente en el té verde que puede atravesar la barrera hematoencefálica y reducir la excitotoxicidad del glutamato durante el estrés y la isquemia.
En tiempos más recientes, muchos estudios han investigado un vínculo entre el consumo de té verde y una menor incidencia de una variedad de cánceres en la población, con resultados mixtos. Los amantes del té verde asocian sus beneficios para la salud con:
  • Mejora de la cognición.
  • Detención de ciertas enfermedades neurodegenerativas, tales como el Alzheimer.
  • Prevención y tratamiento del cáncer.
  • Tratamiento de artritis.
  • Tratamiento de esclerosis múltiple.
  • Impedir la degradación de las membranas celulares mediante la neutralización de la propagación de los radicales libres (que se produce durante el proceso de oxidación).
  • Aumento de la lipoxidación (ayuda al organismo a utilizar la grasa como fuente de energía) y aumento del metabolismo.
  • Reducción de colesterol LDL (a dosis altas en pruebas de laboratorio).
  • Prevención del descenso de células T inmunes por causa del VIH - en pruebas de laboratorio, la sustancia EGCG, que se encuentra en el té verde, impide que el VIH ataque las células-T. Sin embargo, no se sabe si esto tiene algún efecto similar sobre los seres humanos todavía.
Sin embargo en los EE.UU. la Food and Drug Administration (FDA) ha rechazado las reclamaciones de algunos beneficios asociados al consumo de té verde:
  • «No hay ninguna evidencia científica creíble que beber té verde reduzca el riesgo de enfermedades cardiovasculares».
  • La FDA concluye que «no hay evidencia creíble para apoyar las demandas de salud calificados para el té verde o el extracto de té verde y una reducción de una serie de factores de riesgo asociados con las enfermedades cardiovasculares»".
  • La FDA ha dicho que «el té verde probablemente no reduce el cáncer de mama, próstata o cualquier otro tipo de riesgo de cáncer.»
En contradicción con la FDA, un estudio en 2006 en Japón, mostró que los adultos que consumían tres o más tazas de té verde al día tenían un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y cáncer. El estudio afirma: «Si el té verde nos protege a los humanos contra enfermedades cardiovasculares o cáncer, se espera que el consumo de esta bebida contribuiría sustancialmente a la prolongación de la esperanza de vida, teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares y el cáncer son las dos causas principales de muerte en todo el mundo.»
En otro estudio, se comprobó que las personas de edad avanzada japonesas que bebían más de 2 tazas de té verde al día tenían una probabilidad del 50 por ciento menos de sufrir deterioro cognitivo respecto de los que bebían menos o que consumían otras bebidas. La gran cantidad de catequinas encontradas en el té verde pueden explicar este efecto saludable.
En mayo de 2006, investigadores de la Facultad de Medicina de Yale, en un artículo de revisión de más de 100 estudios sobre los beneficios para la salud del té verde, en alusión a la llamada “paradoja asiática”, en lo que se refiere a tasas más bajas de enfermedades cardíacas y cáncer en Asia a pesar de las altas tasas de consumo de cigarrillos. Se especuló con que los 1,2 litros de té verde al día consumidos proporciona altos niveles de polifenoles y otros antioxidantes. Estos compuestos pueden funcionar de varias maneras para mejorar la salud cardiovascular, incluyendo la prevención de la segregación plaquetaria y la mejora en los niveles de colesterol, asociado a la reducción de la lipoxidación del colesterol LDL.

Contraindicaciones

Al igual que otras bebidas estimulantes de su categoría el té verde está contraindicado para una serie de patologías y situaciones fisiológicas como son:
  • enfermedades digestivas: en el caso de gastritis, úlceras, esofagitis, colon irritable, etc. ya que puede irritar la mucosa gástrica e intestinal por su contenido en taninos y teína.
  • ansiedad, insomnio o taquicardias: es ligeramente excitante del sistema nervioso por su contenido de cafeína, aunque éste efecto es compensando por su contenido en teanina, con efecto antagónico a la cafeína.
  • hipertensión.
  • hepatitis: se han dado casos de hepatitis fulminantes, a partir de suplementos con extracto alcohólico con carácter hepatotóxico.
  • anemia: está contraindicado en estas personas al dificultar la absorción de hierro.
  • osteoporosis: no se deberían tomar más de 3 tazas por día, pues acelera la excreción del calcio.
  • cardiopatías: a pesar de su efecto protector sobre el sistema cardiovascular, altas dosis podrían alterar o empeorar cardiopatías existentes.
  • glaucoma: al aumentar la presión ocular por sus propiedades hipertensivas.
  • embarazo y lactancia: no se recomienda tomar más de 2 tazas por día para este grupo de población. Existe riesgo de aborto y dificultades en la absorción del ácido fólico.

Precauciones

Dado que el té verde es una bebida ampliamente consumida, generalmente se considera seguro. Sin embargo, es preciso señalar que contiene cafeína, aunque en un nivel inferior al té negro, en relación al peso y al café.
Puede alterar la absorción de minerales como el calcio y hierro, vitaminas en el caso de la B1, y acelerar la excreción de potasio por su acción diurética.

Efectos secundarios

Por su contenido en cafeína, el té verde puede provocar insomnio, nerviosismo, irritabilidad, alteraciones del sueño, vómitos, diarreas, gases, temblor, acidez, mareos, confusión, aumento de la tensión arterial, zumbidos, etc. Además, dado que las bases xánticas tienen una acción diurética, se puede observar un aumento de la producción de orina, pudiendo provocar deshidratación. En cuanto a su contenido en taninos, si se toman infusiones concentradas o en ayunas, puede provocar náuseas y vómitos, irritando la mucosa del estómago y el colón, aunque este efecto es más marcado en el té negro. Para contrarrestar este efecto se aconseja acompañarlo con la ingesta de algún sólido.

Interacción con medicamentos

En caso de estar tomando medicamentos del tipo IMAO (inhibidores de la mono-amino-oxidasa), hay que tener en cuenta, que la teína presente en el té verde puede causar problemas. También hay que tener precauciones si se toma fármacos como adenosina, quinolona, medicamentos que retardan la coagulación sanguínea, clozapina, dipiridamol, estrógenos, fluvoxamina, litio, riluzole y verapamilo.

Entradas populares de este blog

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …