Ir al contenido principal

CHOCOLATES, MITOS Y REALIDADES

La mayoría de las personas disfrutan el chocolate y están de acuerdo que sabe delicioso, pero muchas tienen concepciones erróneas del efecto que puede tener en la salud. Aquí presentamos algunos datos sobre el chocolate que tal vez no conozcas:

El chocolate y la grasa
 
El chocolate contribuye en menos del 2% a la grasa recomendada en una dieta en la mayoría de los países. Las principales fuentes de grasa en una dieta tradicional vienen de la carne y los lácteos.

Las caries
 
La caries aparece cuando los carbohidratos se mezclan con bacterias naturales en la boca. Esta combinación desarrolla un ácido que rompe el esmalte en los dientes. El chocolate, que contiene carbohidratos, no es más responsable de la caries como los carbohidratos que se encuentran en alimentos como pan, pasas, galletas o incluso frutas. De hecho, el chocolate limpia la boca relativamente rápido, reduciendo el tiempo que pasa en contacto con los dientes.

La obesidad
 

La obesidad es grasa excesiva en el cuerpo, frecuentemente causada por ingerir más calorías de las que se queman. Las personas obesas suelen tomar la misma cantidad, o incluso menos dulces, incluyendo el chocolate, que las personas que no sufren de sobrepeso. Los problemas de sobrepeso vienen de una variedad de factores desde dieta, desórdenes genéticos hasta la falta de ejercicio.

El acné
 
De acuerdo a la literatura, son las hormonas, no la comida, las causantes de acne. Éstas causan una sobreproducción de grasa en la piel que resulta en poros bloqueados. Investigadores concuerdan que la dieta, incluyendo el chocolate, no es la causa del acné.

Las alergias
 
La alergia hacia el chocolate es poco común. Si un doctor diagnostica alergias alimentarias, lea siempre la información nutrimental de los productos que piensa consumir.

Las migrañas
 
Estudios recientes muestran que los dolores de cabeza y el consumo de chocolate no están relacionados. Expertos acuerdan que estrés, patrones de sueño, hambre y cambios hormonales son los comunes causantes del dolor de cabeza.

Las calorías
 
Alrededor del mundo, sólo de 1% a 3% de las calorías diarias consumidas por personas viene del chocolate.

Adicción al chocolate
 
Un estudio reciente investigó por qué se nos antoja tanto el chocolate y descubrió que las personas no nos volvemos adictas al chocolate. En cambio, se descubrió que el deseo de comer chocolate es porque las personas disfrutamos la sensación de comerlo.

La hiperactividad
 
Expertos afirman que no existe una relación entre el azúcar que se encuentra en el chocolate u otros alimentos y la hiperactividad en los niños.

La cafeína
 
El chocolate contiene muy poca cafeína. Hay menos de 10 miligramos de cafeína en una barra de chocolate promedio, no más de lo que se encuentra en una taza de 236 ml. de café descafeinado. Una porción de chocolate oscuro contiene alrededor de 28 miligramos de cafeína. Un café regular contiene entre 65 y 150 miligramos de cafeína.

El colesterol
 
Una porción de chocolate contiene menos de cinco miligramos de colesterol que proviene de la leche. De acuerdo con el Programa Nacional de Educación sobre Colesterol (NCEP por sus siglas en inglés), deberíamos mantener nuestra ingesta de colesterol en menos de 300 miligramos por día.

El azúcar
 
Las principales fuentes de azúcar en una dieta son las bebidas azucaradas, horneados y postres. El chocolate es únicamente responsable por alrededor del 3% del azúcar consumida en una dieta promedio.

Entradas populares de este blog

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HUERTO VERTICAL

Un huerto urbano comprende desde un cultivo en un suelo amplio pero alejado del campo, en la ciudad, hasta un pequeño cultivo en una vivienda, en la terraza, el balcón o la ventana. Son muchos los beneficios que proporciona la ocupación de las personas en los cuidados de un huerto urbano, entre otras cosas, repercute en el aspecto educativo, en el bienestar y en los hábitos nutricionales, claro, siempre dependiendo del tipo de huerto urbano del que se disponga y la atención que se le preste.
Lo cierto es que muchas personas estarían encantadas de disponer de un pequeño terreno para el cultivo de algunos vegetales, sobre todo se despierta ese interés en primavera, cuando hay una gran variedad de posibilidades de sembrar y recolectar el fruto del trabajo en periodos cortos, disfrutando de lo más fresco en nuestra mesa. Pero siendo realistas, la mayoría de personas se encuentran que del único espacio del que disponen en su hogar es de una pequeña terraza o balcón en el que …

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …