Ir al contenido principal

COCINAR PUEDE SER UNA TERAPIA TUS SENTIDOS

Si alguna vez has comido un alimento picoso y has dicho que “la cocinera estaba enojada al prepararlo”, puedes estar seguro de que tus palabras estaban llenas de razón. El Manual de la cocina para la felicidad (Editorial Alamah), escrito por monjes budistas, explica que las emociones influyen en la preparación de los alimentos.

Si asumes esta tarea con gusto y el deseo de honrar a tus comensales, el resultado será muy distinto que si visualizas el cocinar como una carga, sólo por “salir del paso”.

Un momento para meditar

Preparar alimentos así como consumirlos es una oportunidad para estar con uno mismo. De acuerdo con los autores del libro antes citado, lo que suele ser un acto cotidiano y necesario se puede transformar en una actividad de meditación profunda, una forma de mantener alejados los pensamientos que atormentan.

Abre bien todos tus sentidos: escucha música relajante y percibe los aromas, sabores y texturas de la comida.  

“Pocas prácticas pueden ayudar tanto a entrenar la mente para conseguir la atención plena (base de la meditación) como la preparación de los alimentos. No es lo mismo encender los fogones con la mente descontrolada que controlada. Así pues, realizar esta acción con un comportamiento positivo nos lleva a tener resultados deseables”, escriben los autores.

Para llegar a este punto de concentración, te recomendamos preparar el ambiente. Si te toca ser anfitrión o incluso si prepararás algo para ti, considera los siguientes puntos:

-La cocina tiene que estar limpia y ordenada para agilizar los procesos.
-Mantén el espacio en silencio o bien, si lo prefieres, acompáñate con música tranquila, en un volumen medio.
-Ten cerca de ti tanto los instrumentos como los condimentos que utilizarás en tu preparación.
-Adopta una actitud positiva, y proponte satisfacer a los comensales.
-Procura que tus recetas contengan todos los grupos alimenticios. Si preparas ensaladas, mezcla verduras y/o frutas del mayor número de colores posible: esto se traduce en equilibrio vitamínico.

Entradas populares de este blog

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

LA GASTRONOMIA EN LA REVOLUCION MEXICANA

Los cambios en la sociedad repercuten frecuentemente en el arte gastronómico. Desde luego, los grandes cambios sociales y políticos, como es el caso de la Revolución Mexicana, no sólo cambian la manera de concebir la organización social, pueden cambiar cambiar también algunos conceptos culinarios o rescatarlos.
La Revolución mexicana, definitivamente cambió el rostro de nuestro país. Cien años después de que se obtuviera la independencia de España, la mayoría del pueblo seguía en extrema pobreza y sus condiciones eran de lo más difíciles. A esto se le sumaba el ambiente rígido y represivo del gobierno de Porfirio Díaz, que llevaba ya treinta años en el poder.
Es cierto, sin embargo, que la administración de dicho general trajo en gran medida avances tecnológicos y progresos de la modernidad a México, pero lamentablemente, tales avances sólo beneficiaban a una minoría de personas acomodadas.
Todas estas causas determinaron que al cumplirse el primer centenario de vida independ…