Ir al contenido principal

HUERTO VERTICAL




Un huerto urbano comprende desde un cultivo en un suelo amplio pero alejado del campo, en la ciudad, hasta un pequeño cultivo en una vivienda, en la terraza, el balcón o la ventana. Son muchos los beneficios que proporciona la ocupación de las personas en los cuidados de un huerto urbano, entre otras cosas, repercute en el aspecto educativo, en el bienestar y en los hábitos nutricionales, claro, siempre dependiendo del tipo de huerto urbano del que se disponga y la atención que se le preste.

Lo cierto es que muchas personas estarían encantadas de disponer de un pequeño terreno para el cultivo de algunos vegetales, sobre todo se despierta ese interés en primavera, cuando hay una gran variedad de posibilidades de sembrar y recolectar el fruto del trabajo en periodos cortos, disfrutando de lo más fresco en nuestra mesa. Pero siendo realistas, la mayoría de personas se encuentran que del único espacio del que disponen en su hogar es de una pequeña terraza o balcón en el que no se pueden poner más de dos macetas. El huerto urbano vertical es la solución.
El primer ejemplo, es el Minigarden, se trata de un sistema modular que se compone de tres contenedores con tres espacios para cultivos pequeños de hierbas aromáticas y algunas plantas hortícolas, como lechugas, rúcula, fresas, guindillas…

Si se dispone de una amplia pared y ganas de cultivar varias plantas, se pueden instalar varios Minigarden. También se pueden encontrar en las conocidas tiendas de bricolaje, jardinería y otros equipamientos para casa y jardín.

Otra opción son los kits de huerto urbano vertical de fieltro, pueden instalarse tanto en exterior como en interior. Esta “granja” vertical se compone de una estructura de maya electrosoldada que se fija a la pared, una jardinera de madera tratada que se coloca en el suelo que se fija a la pared, el riego por goteo y las bolsas de fieltro que se sujetan con un velcro.

Podríamos seguir poniendo ejemplos de estructuras para montar un huerto vertical en nuestro hogar, pero ya tenéis una idea de distintas posibilidades para cultivar albahaca, orégano, cilantro, perejil, hierbabuena, rúcula, canónigos, lechuga, tomates cherry… 

Fuente. http://www.gastronomiaycia.com/2013/04/22/ver-el-sabor-de-los-alimentos/

Entradas populares de este blog

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

LA GASTRONOMIA EN LA REVOLUCION MEXICANA

Los cambios en la sociedad repercuten frecuentemente en el arte gastronómico. Desde luego, los grandes cambios sociales y políticos, como es el caso de la Revolución Mexicana, no sólo cambian la manera de concebir la organización social, pueden cambiar cambiar también algunos conceptos culinarios o rescatarlos.
La Revolución mexicana, definitivamente cambió el rostro de nuestro país. Cien años después de que se obtuviera la independencia de España, la mayoría del pueblo seguía en extrema pobreza y sus condiciones eran de lo más difíciles. A esto se le sumaba el ambiente rígido y represivo del gobierno de Porfirio Díaz, que llevaba ya treinta años en el poder.
Es cierto, sin embargo, que la administración de dicho general trajo en gran medida avances tecnológicos y progresos de la modernidad a México, pero lamentablemente, tales avances sólo beneficiaban a una minoría de personas acomodadas.
Todas estas causas determinaron que al cumplirse el primer centenario de vida independ…