Ir al contenido principal

FECHA DE CADUCIDAD

Siempre lee la etiqueta de los perecederos que compres, pero si abres el refri y ves que tu producto ya venció, ¿debes tirarlo inmediatamente a la basura? Entérate lo que dice la ciencia y lo que dice la experiencia..

Lo que dice la ciencia

Según el boletín electrónico Brújula de compra de Profeco, los minutos que invierte en leer etiquetas, revisar empaques y fechas de caducidad son un buen principio para cuidar la economía y la salud de las familias. Pero también es cierto que la mayoría de la gente que compra en un autoservicio confía en la buena reputación del establecimiento y la calidad de las marcas y piensan que ninguno venderá productos  cuya fecha de caducidad o de consumo preferente haya vencido.

Sin embargo, la Profeco ha investigado y encontrado que huevo, leche, sus productos y  carne empacada encabezan la lista de productos que con más frecuencia se venden caducos en los supermercados, seguidos por galletas y cereales.


Fechas y otras leyendas de las etiquetas

La fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente indican la la vida útil alimentaría de cada producto, pero tienen un significado distinto. ¿Qué quiere decir una y otra cosa? La Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI-1994 sobre especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados, las define de la siguiente manera:

Fecha de caducidad: Es la fecha límite en la que se considera que las características sanitarias y de calidad del producto se eliminan. Después de esta fecha no deben ser comercializados ni consumirse, porque su ingestión representa un riesgo a la salud.

Esta fecha no es obligatoria en productos enlatados o envasados en blister al alto vacío.

Fecha de consumo preferente. Es la fecha a partir de la cual el producto deja de presentar todas sus cualidades integras, por lo que su color, sabor o consistencia pueden verse alteradas. A pesar de esto su consumo no representa ningún riesgo para la salud.
Sin embargo, hay otras leyendas que diferentes productos que el vendedor deben tener en sus etiquetas y que el comprador debe leer.

Pero leer la fecha no es suficiente

La fecha de caducidad o de consumo preferente puede perder significado, si los alimentos se encuentren almacenados en casa bajo condiciones adecuadas que la misma  Secretaría de Salud da las siguientes recomendaciones:

Carnes, pescados y mariscos: Estos alimentos deben almacenarse en bolsas de plástico a prueba de filtraciones y colocarse en la parte más fría del refrigerador. En caso de que requiera más tiempo para su consumo, es necesario colocarlos en el congelador.

Alimentos enlatados: Deben almacenarse en lugares frescos, limpios y secos. Asimismo, se debe desechar cualquier lata que se encuentre abollada, oxidada, inflada o con escurrimiento.
Frutas y verduras: Las frutas deben almacenarse en gabinetes con temperaturas ambientales frescas, mientras que las verduras conviene refrigerarlas o congelarlas para su óptima calidad.

Huevo: Puede ser almacenados dentro del refrigerador o en su cartón original a temperatura ambiente.

Productos lácteos: Toda la línea de productos lácteos deben ser almacenados en el refrigerador, debido a que son propensos a deteriorarse rápidamente.


10 CONSEJOS DE ORO

  1. Los productos lácteos ultrapasteurizados (UHT) no requieren de refrigeración, mientras el envase no se abra.
  2. Artículos de repostería: Cualquier alimento que contenga glaseado, natilla, crema batida, queso o huevo debe mantenerse en refrigeración.
  3. Antes de adquirir cualquier alimento es importante revisar que su fecha de caducidad o consumo preferente no haya vencido.
  4. Tomar en cuenta que la fecha de caducidad se reduce si el empaque se encuentra deteriorado o fuera de su envoltura original.
  5. No aceptar productos que tengan olores desagradables o presenten rastros de descomposición, aún cuando la fecha esté vigente.
  6. Almacenar la mercancía en condiciones adecuadas, dependiendo el tipo de producto (alacena, refrigeración o congelamiento).
  7. No sobresaturar el refrigerador con mercancía, porque esto evita que el aire circule libremente y que los alimentos se conserven en condiciones óptimas.
  8. Colocar hasta delante de la despensa la mercancía con fecha de caducidad más próxima.
  9. Revisar periódicamente la alacena y en caso de encontrar productos con fecha de caducidad vencida es necesario desecharlos de la siguiente manera: Productos líquidos: Se deben abrir y vaciarlos directamente al drenaje. Productos enlatados: Se deben de abrir para drenarlos y vaciar el contenido sólido en bolsas de plástico. De esta manera se evita su consumo accidental.
  10. Seguir la intuición.

Lo que dice la experiencia

El sitio de Internet Care2: healthy & green living opina que las fechas de caducidad son para proteger la salud, pero se refiere más a la calidad que a la seguridad si se entienden adecuadamente, de otra forma son para hacer que el consumidor tire alimento que se puede comer con seguridad. Con esto, no tira comida útil y dinero.

Según el sitio ShelfLifeAdvice.com, los cinco productos que consideramos de mayor “peligro”  son la leche, el queso conttage, mayonesa, yougur y huevo.

  • Leche: Refrigerada adecuadamente la leche seguirá siendo segura una semana después de la fecha de caducidad y un poco más, aunque haya una merma en su sabor y valor nutricional.
  • Queso cottage: El queso cottage pasteurizado dura de 10 a 14 días más después de la fecha que señala el empaque.
  • Mayonesa: Dijeron los de Kraft que tapada, la mayonesa puede durar 30 días más después de la fecha de caducidad. Abierta y refrigerada puede durar de 2 a 4 meses más después de haberla abierto.
  • Yogurt: Seguirá pemaneciendo bien de 7 a 10 días después de su fecha de caducidad.
  • Huevo: Los huevos refrigerados adecuadamente deben durar de 3 a 5 semanas luego de la fecha de caducidad, según el profesor Joe Regenstein, científico de alimentos de la Cornell University.  

Ojo, naríz y otras cositas

Enfermedades por alimentos descompuestos

Las principales causas son por tenerlas en condiciones poco higiénicas y pueden suceder en hogares y restaurantes, independientemente de la fecha de caducidad. Los principales culpables son:

  • Manejo de alimentos con las manos sucias.
  • Almacenar los alimentos a una temperature inadecuada.
  • Cocinar a una temperature incorrecta.
  • Contamincacion cuando hay contacto entre alimentos (por ejemplo, carne con ensaladas)
  • Mal enjuague o limpieza del producto fresco.

Además de las fechas de expiración, siempre hay que hacer caso de:

  • Mal aspecto
  • Mal olor
  • Textura rara

Entradas populares de este blog

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…