Ir al contenido principal

TAMARINDO


Tamarindus indica, el tamarindo (del árabe تمر هندي tamr hindī, dátil de la India), es un árbol tropical, originario del este de África pero que ahora existe en gran parte de Asia tropical así como Iberoamérica. El género Tamarindus es monotipico, es decir, sólo tiene una especie.

Gracias a los árabes fue dado a conocer en la Europa de la Edad Media, donde por las propiedades alimenticias de su pulpa agridulce, refrescante y laxante en grandes cantidades, se convirtió en algo conocido pero a la vez exótico.

Al continente americano llegó por medio de los españoles, probablemente al principio de la Colonia. Su cultivo se extendió rápidamente en las zonas tropicales de nuestro país, especialmente en los estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas e incluso Yucatán, donde se le conoce como pah-ch’uuk. En Acapulco, el tamarindo se encuentra en la gran variedad de dulces enchilados.

Características y usos

Árbol de lento crecimiento y larga vida, crece en zonas tropicales y subtropicales, alcanzando hasta 30 m de altura, sus hojas son bipinnadas y sus flores amarillas y rojas, el fruto es una vaina de color café que contiene de 2 a 6 semillas.

La época de cosecha es entre enero y abril; de cada ejemplar se pueden cosechar varios kilos de la fruta sin cuidados especiales, por lo que su comercialización ha significado sin mucho esfuerzo una fuente importante de ingresos.

Los frutos del árbol de tamarindo son cafés parecidos a bolsas, que contienen una pulpa y están cubiertas, dentro de ellas se encuentran las semillas. La pulpa que se obtiene de este fruto se utiliza como condimento en la cocina asiática y latinoamérica; también es un ingrediente importante de la Salsa inglesa y algunas otras Salsas. En otros países árabes lo consumen confitado.

La pulpa de un fruto joven es muy ácida y por lo tanto recomendable para muchos platillo de la cocina tradicional y de la "alta gastronomía", un ejemplo claro es el estofado de pollo al tamarindo, res o pescado aderezado con salsa agridulce de tamarindo.

Por su parte los frutos maduros son más dulces y pueden ser utilizados en postres, bebidas o como aperitivo, tal es el caso del agua de tamarindo, una de las tres aguas tradicionales de México(horchata, jamaica y tamarindo), en el popular ponche navideño o en bebidas como el tequila.

Otros países como Panamà, Venezuela y Colombia, lo utilizan también para fabricar dulces típicos, o para preparar botanas como en el Sudeste de Asia (secos y salados, secos y endulzados, como bebida, paleta).

De manera natural, el proceso de conservación se basa en despojar el fruto de la cáscara y semillas, para luego mezclarlo con azúcar y formar una masa con la que se hacen bolas o esferas que se pueden conservar por mucho más tiempo sin riesgos. Esta mezcla se utiliza como base para los dulces y para preparar agua de sabor instantánea" .

Para la industria textil es también un valioso recurso, ya que del fruto se extraen tintes de color negro.

Debido a la densidad y durabilidad de la madera extraida del tamarindo, puede ser utilizado para fabricar muebles y duelas.

Sus raíces son un abono natural para el suelo, por ser una leguminosa establece relaciones con bacterias fijadoras de nitrógeno que aportan este valioso elemento al suelo, adicionalmente sus hojas procesadas a través de un composteo son un excelente mejorador para la textura del suelo, además de que aportan nutrientes para el desarrollo de nuevas cosechas.

El tamarindo en tu salud

En el sur de la India el fruto del tamarindo es parte de la dieta básica, donde se utiliza desde tiempos inmemoriables para la elaboración de variados alimentos como Sambhar (sopa de verduras con especias), arroz Pulihora y otros platos además de una especie de cerveza.

El exhuberante follaje del árbol sirve por otra parte como sombra para las carreteras y autopistas. Los frutos maduros del tamarindo es uno de los alimentos predilectos de los monos.

Gracias a sus propiedades nutritivas se le podría considerar como un excelente complemento alimenticio multivitamínico, ya que contiene ácido tartárico y cítrico, gran cantidad de vitaminas, sobre todo B, fierro, calcio, fósforo, potasio, magnesio y un altísimo contenido de fibra.

Tanto la pulpa, hojas como la corteza del árbol de tamarindo tienen aplicaciones médicinales. Es utilizado como medicamento ayurvédico para algunos problemas de digestión o estomacales, en Filipinas, por ejemplo las hojas son tradicionalmente usadas en té para reducir la fiebre causada por malaria.

Se asegura además que es muy efectivio contra el dolor de cabeza, quemaduras leves, resfriados, tos, vómito, ictericia, hemorroides, llagas, inflamación, hemorragias e hipertensión, adiconalmente claro a sus cualidades como fungicida y antihelmíntico e incluso como un eficaz remedio después de una noche pasada de copas.

La pulpa de tamarindo formaba parte del tamar indiano, un remedio purgante muy popular compuesto de polvo de pulpa de tamarindo, polvo de sen y chocolate, todo ello envuelto en azúcar candi y aromatizado con vainilla y esencia de limón. Una pastilla de 6 g tomada por la noche producía una evacuación a la mañana siguiente.

Entradas populares de este blog

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …