Ir al contenido principal

ALGAS MARINAS


Aunque cada vez son más comunes en restaurantes y tiendas especializadas, gran parte de la población no sabe qué son exactamente. Pues bien, se puede decir que las algas son algo así como las verduras del mar, es decir, plantas que crecen en agua, tanto dulce como salada.

Y aunque parezcan algo extraño y desconocido, como ajeno a nuestro mundo, tienen los mismos ciclos que las plantas terrestres. Es decir, crecen, se reproducen y mueren, sin que tengan que intervenir para ello siembras, trasplantes, abonos, riegos

Pero hay que tener claro que no todas las algas que nos encontramos en el mar pueden ser utilizadas en gastronomía. De hecho, sólo son comestibles unas 50 especies, del total de 25.000 que hasta ahora se conocen.

Una de las razones de la diferenciación entre las numerosas especies es que a lo largo de sus 2.000 millones de años de vida han ido evolucionando y diversificándose hasta adaptarse a las diferentes circunstancias ecológicas de su hábitat, esto es, el mar.

El consumo de algas y vegetales marinos data de muchos siglos atrás, como lo demuestran los documentos que datan del año 600 a.C. En zonas como Japón, el consumo de este alimento representa el 25% de la dieta. Este alimento se abre camino poco a poco en la gastronomía europea. Países como Austria o Alemania lo utilizan para la elaboración de algunos de sus productos más típicos. En otros, como España, el consumo de este alimento crece cada año. En el continente americano destaca su uso en Chile, (El cochayuyo: Durvillaea antarctica), en Nueva Escocia y la Isla de Terranova.

Las algas empiezan a jugar un papel fundamental en la dieta de los europeos. Son un alimento muy nutritivo, rico en vitaminas y minerales y, según los expertos, con propiedades reductoras, una particularidad que hace de este alimento un básico en las dietas de adelgazamiento. Son también un excelente suplemento para las personas vegetarianas, ya que algunas variedades congregan altas cantidades de fibra, hierro y proteínas. En la mayoría de los casos, son ricas en minerales como el magnesio, calcio, yodo y potasio, abundante en proteínas e hidratos de carbono y con un bajo contenido en ácidos grasos saturados.

A menudo se compran en tiendas especializadas, aunque cada vez se venden más en una gran variedad de establecimientos. Se adquieren secas y, por tanto, es necesario hidratarlas antes de su consumo. Deben estar cerradas de forma hermética y leer con detenimiento su modo de empleo, ya que la forma y el tiempo de cocción varían según la especie. También se comercializan en cápsulas como suplemento alimentario para dietas de adelgazamiento o para personas con una dieta más limitada. Antes de consumirlas, debe prestarse atención a sus propiedades y efectos.

Las algas comestibles más comunes son:

  • Agar-agar (Shiro kanten): rica en fibra soluble, es una gelatina suave y nutritiva. Es muy nutritiva. Contiene Sodio, Calcio y en menor proporción Fósforo, Hierro y Yodo. Sus grandes propiedades digestivas, ayudan a eliminar residuos del estómago y del intestino. Regula el estreñimiento, es efectiva en la disolución del colesterol, ideal en dietas de adelgazar, por su poder saciante y su bajo aporte en calorías. Su riqueza en agar, permite ser utilizada como gelatina natural o espesante. Para hacer gelatina, hervir a fuego lento removiendo hasta que esté disuelto 8 cucharadas de agar-agar por medio litro de líquido. Excelente para realizar, postres, compotas, mermeladas, flanes, mezclando el líquido ya hervido con los ingredientes deseados. Para ensaladas, remojar durante 20 min. y servir.

  • Alaria (wing kelp, murlins, dabberlocks): es rica en vitaminas y minerales, se utiliza como ingrediente en sopas.

  • Aonori (varias especies de la alga verde Monostroma) (Japón)

  • Arame (Eisenia bicyclis): Sabor suave, delicado sabor y textura blanda. Rica en calcio, fósforo, yodo y otros minerales y en vitaminas A, B1 y B2. Favorece la circulación sanguínea con lo que se superan fácilmente los fríos invernales. Antes de cocinar remojar en agua fría de 8 a 10 min.Y luego escurrir. Es deliciosa salteada con cebolla, zanahorias o tofu, hervida o simplemente remojada y añadida así a las ensaladas.

  • Badderlocks, jap. Sarumen (Alaria esculenta)

  • Carola (Callophyllis variegata) (Sudamérica)

  • Carrageen moss (Mastocarpus stellatus): Es un alga roja (filum Rhodophyta) muy abundante, que en ocasiones forma tapices herbaceos, siempre sobre superficies rocosas. Se encuentra en todas las costas atlánticas de Europa y Norteamérica. Es rica en hidratos de carbono complejos, potasio y calcio. Se aprovechan los polisacáridos complejos de su mucílago, que forman la mayor parte de su peso una vez deshidratadas. Se emplean como emulsionantes por la industria alimentaria y también en la cocina doméstica por sus propiedades gelatinosas y espesantes.

  • Chlorella

  • Cinturón de mar (Laminaria saccharina)

  • Cochayuyo o Cochayugo (Durvillea antarctica) (Sudamérica): El alga cochayuyo es un alga comestible que proviene de Chile y otras zonas subantárticas. Puede llegar a medir hasta 15 metros y durante siglos ha servido como alimento a muchas comunidades indígenas americanas. Su nombre científico es Duvillaea antarctica y pertenece a la familia botánica de las phaeophytas o algas pardas. El alga cochayuyo es muy fácil de preparar. Se suele consumir cocida, hirviéndola durante quince o veinte minutos y dejándola escurrir. Seguidamente ya estará lista para incorporarla en ensalada, sopa, estofado o como ingrediente estrella de una paella vegetariana a la marinera.

  • Dulse (Palmaria palmata): Es la más famosa del Atlántico Norte y se dice que la masticaban los guerreros celtas y los vikingos en sus travesías. De color rojo, es el alga más rica en hierro por lo que se recomienda en casos de anemia. Cuenta con un elevado contenido en magnesio, potasio, yodo y fósforo. Es la segunda más rica en proteínas, tras el nori. Basta con mantenerla unos minutos en remojo para poder añadirla a las ensaladas. Combina bien con cereales cocinados.

  • Espirulina: una microalga rica en proteínas y aminoácidos. Generalmente se vende en comprimidos. Es un alga unicelular que crece y se multiplica en aguas naturales de medio alcalino. El nombre de espirulina se deriva del latín de la palabra "espiral o helix", que se refiere a su configuración física. Se le llama alga azul verdosa por la presencia de clorofila que le da el color verde y phycocianina que le da el color azulado. Contiene 65 a 70% de proteína vegetal, con todos los aminoácidos esenciales en perfecto equilibrio y solo un 7% de grasa. La espirulina tiene una alta concentración de beta carotenos, diez veces mayor que las zanahorias. Es el único alimento aparte de la leche materna que contiene ácido gamma linolénico (GLA)

  • Euchema cottonii (Indonesia)

  • Grapa de mar o caviar verde (Caulerpa lentillifera)

  • Gulaman, Gulaman-Dagat (Agardhiella tenera) (Filipinas, Indonesia)

  • Gutweed o Aonori (Enteromorpha intestinalis)

  • Hijiki o Hiziki (Sargassum fusiforme): Se distingue por su sabor característico. Es muy rica en provitamina A y tiene un elevadísimo contenido en hierro y calcio (14 veces más calcio que la leche de vaca). Recomendado para los niños y madres gestantes. Antes de cocinarla poner en remojo con agua fría de 15 a 20 minutos, aclarar y cocer 20 min. Es deliciosa salteada con vegetales, tofu ó seitán, ó añadida a las ensaladas. Combina bien con plantas de raíz (remolacha, zanahoria).

  • Hondawara (Sargassum enerve) (Japón)

  • Musgo de Irlanda (Chondrus crispus)

  • Laver o Laverbread (Porphyra laciniata/Porphyra umbilicalis) (Irlanda)

  • Lechuga de mar, Lechuga de samba (Ulva lactuca) (Chile)

  • Limu Kala (Sargassum echinocarpum)

  • Kombu (Saccharina japonica) (Japón): Aporta yodo, potasio y da sabor, ablanda y endulza. Ayuda a eliminar el colesterol. Favorece el control de la tensión sanguínea. Agiliza el trabajo de los intestinos y facilita la absorción de estroncio y cadmio. Para utilizarla debemos dejar en remojo 5 ó 10 minutos y hervir de 15 a 20minutos. Ideal para cocer con legumbres y cereales.

  • Miru (Codium sp.) (Japón)

  • Mozuku (Cladosiphon okamuranus) (Isla de Okinawa, Japón)

  • Nori (varias especies del alga roja Porphyra): Rica en proteínas y provitamina A, combina bien con alimentos fritos. Alga de fácil preparación y versátil en la cocina. Es indispensable en platos típicos orientales, como el sushi, bolas de arroz, sabrosos aperitivos y muy agradable para sazonar cereales, pastas y sopas. Tostar previamente una o varias hojas de nori, pasando ligeramente por una llama suave, hasta conseguir que quede crujiente, de fragante aroma y agradable y fino sabor. Deshacer con las manos y espolvorear así el plato a sazonar.

  • Oarweed (Laminaria digitata)

  • Ogonori (varias especies de la alga roja Gracilaria)

  • Sargazo vesiculoso (Fucus vesiculosus)

  • Seatron (Nereocystis luetkeana) (Norteamérica)

  • Slack (Porphyra purpurea, syn. Porphyra laciniata) (Gran Bretaña, Escandinavia)

  • Spirulina (Arthrospira platensis y Arthrospira maxima)

  • Thongweed (Himanthalia elongata)

  • Tsunomato (varias especies de la alga roja Chondrus) (Japón)

  • Wakame (Undaria pinnatifida) (utilizada en la Sopa de miso, Japón): Limpia y fortalece la sangre. Rica en proteínas de alta digestibilidad y minerales como, calcio, magnesio, fósforo y yodo, además de contener fibra. Utilizada con la sopa de miso, es apropiada para la preparación del post-parto. Antes de utilizarla la pondremos en remojo 15 minutos, trocear y hervir de 15 a 20 minutos. Añadir a ensaladas, sopas, verduras, patatas, arroz, avena, mijo, polenta, sémola, etc. También sofritas con cebolla para pasta, empanadas, pizzas, quiches, etc.

Entradas populares de este blog

HISTORIA DEL DULCE MEXICANO

Los antiguos mexicanos que vivieron en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles ya preparaban algunos de nuestros dulces típicos, mezclando frutas, semillas, algunas especies y miel. También se utilizaron las bondades del aguamiel que se extrae del maguey, la melcocha obtenida del jugo de tuna concentrado y del mezquite, que mezclados con el maíz, cacao y la semilla de amaranto, se originaron dulces como el pinole, el chocolate y la alegría.

La mayor parte de nuestros dulces típicos están elaborados con frutas autóctonas, pero a la llegada de los españoles, los conventos fueron cuna de varios de estos dulces, pues las monjas combinaron las costumbres culinarias europeas con las indígenas, dando como resultado esas exquisiteces que conocemos como dulces típicos mexicanos que los europeos degustan en los restaurantes más finos.

Los mexicanos aportamos la calabaza, el chilacayote, el coco, el cacao, la tuna, el maíz, el amaranto y los españoles trajeron la caña …

COMO ACOMODAR LOS ALIMENTOS EN EL REFRIGERADOR

Cada zona de la nevera tiene unas particularidades muy específicas de temperatura que permiten almacenar los alimentos según sus necesidades de frío
De la misma manera que la nevera es una eficaz herramienta para evitar el deterioro de los alimentos, en ocasiones puede suponer también un foco de contaminación. El principal problema es la aparición de contaminación cruzada, los patógenos pueden pasar de un alimento a otro y convertir la nevera en un foco de infección. La clave para evitar posibles riesgos radica en una correcta colocación de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que no todos los alimentos son aptos para almacenar en frío. 
Si se observa cómo están colocados los alimentos en este instante en la nevera, lo más seguro es que se aprecien algunos errores que podrían ocasionar algún tipo de riesgo alimentario. En la nevera se almacenan todo tipo de alimentos, y más ahora durante el verano. Carne, pescado, quesos, embutidos, frutas, vegetales, alimentos crudos, aliment…

HELADOS

En su forma más simple, el helado o crema helada es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar. En general los productos utilizados en su elaboración son: leche, azúcar, edulcorantes, nata de leche, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, yogur, agua mineral y estabilizantes.
En el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, nata y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándola durante el proceso para prevenir la formación de grandes cristales de hielo. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una mezcla frigorífica de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados, en los palacios del Mantecado, que es el corazón de todo el mundo de fabricación*…